EL REINO DE LAS SALAMANDRAS
De Conchi León

(*Texto basado en entrevistas a la comunidad gay , notas de prensa, sitios de internet y  con líneas poéticas de García Lorca, Tenesse Williams, Pedro Almodovar y José Díaz Cervera)

PERSONAJES:
RAÚL
BETO
JORGE
ANTOINE
(Los actores interpretaran los personajes femeninos sin gran travestismo, apenas leves gestos que ayuden a establecer las convenciones) 

OPENING
(Cuatro hombres vestidos de frack y lentes oscuros, pareciera que están en un velorio)

TODOS :C C C C
JORGE -Casi Cesa Citar Cosas…del closet-
BETO-Llegaba de visitar a mi novia, cuando…
JORGE-De un clóset que permanecía cerrado bajo cuatro candados-
BETO-Empezaron a salir voces, notas musicales, gritos de mamá y papá, -
RAÚL-¡Un monstruo dentro del closet!-
ANTOINE-Generalmente están bajo  la cama-
BETO-Encontré la llave de los candados.-
JORGE-¿Dónde?-
BETO-En los ojos de (… ) /
RAÚL: Aquí debería ir tu nombre, pero no lo pongo porque es de hombre
BETO- (Mima y sonidos de abrir una puerta) Click. Cuando abrí el clóset, el monstruo aún estaba ahí--Era yo-
JORGE -Sin tacones ni pelucas, ni sostenes con hechizo-
ANTOINE-Ni faldas, ni labiales, ni plataformas
RAÚL-Ni boas de plumas ni banderas   
BETO-Salí como una sombra transparente, que necesitaba ser tocada para empezar a respirar-
JORGE-Ser tocada quiere decir-en el “argey”-, necesitaba mano de hombre (RESPIRO)
RAÚL-Hombre que da beso, da de “eso”-
BETO-Cuando pude verme bien noté que antes tenía que contestarme ¿Qué hacer?
JORGE-Cuando en lugar de sábanas se tienen cicatrices-
ANTOINE-Cuando en lugar de infancia se tienen cicatrices
RAÚL-Cuando en lugar de amor se tienen cicatrices-
JORGE-Cuando en lugar de abrazos se tienen cicatrices
ANTOINE-Sonreir…mentir…cantar…jotear-
JORGE- En lugar de piel tendrás  etiquetas-
RAÚL-En lugar de esposa tendrás pareja-
ANTOINE-En lugar de hijos tendrás soledad-
RAÚL-En lugar de amor tendrás preferencias-
TODOS : Así sea-
JORGE-Empecé a creer que algo pasaría, que la metamorfosis llegaría
ANTOINE-Como las mujeres del  lago de los cisnes-
JORGE- El pato que se convierte en cisne-
RAÚL-O el cisne que se convierte en pato-
ANTOINE-Como el hombre que al mirar la luna se convierte en lobo-
RAÚL-Como la sirenita que iba a tener pies-
BETO-Como la bella durmiente despertando del mal sueño-
JORGE-Como gusano que se convertiría en mariposa, volé a lugares donde nadie quisiera bautizarme con letras:  LGTBTSRH-J
BETO-La h es muda, no suena, se puede omitir-
RAÚL-Todo puede omitirse, menos el corazón-
ANTOINE-En la oscuridad, nunca pude mirar los colores de la “arcoirica” bandera
JORGE-Entonces aprendí que lo importante no es el color-
RAÚL-Lo importante es aprender a ponerse el corazón-
ANTOINE-No en los zapatos plataformados, porque lo pueden pisar-
RAÚL-No en los hechizos porque hay que quitarlos al dormir-
ANTOINE- No en la peluca porque se puede enredar-
JORGE-Hay que poner alto el corazón, y después, sin plataformas, con verdad y equilibrio…llegar a su altura. (Oscuro)-

 

(Interior de un camerino con cuatro tocadores; les faltan focos para completar el cuadrado, y sólo dos de ellos tienen sillas)
RAÚL: (Entrando, enciende la luz de un tocador del camerino, se mira, elige el tocador con más focos, toma focos de los otros tocadores para completar los focos de su tocador) *Me gusta el misterio... me gusta la magia... Y eso es lo que quiero que la gente reciba de mí... Pura magia...Cosas que no son lo que parecen... Yo no digo verdades... Digo cosas que debieran ser verdad... ¡Y si eso es malo pues al infierno conmigo.  Tengo un rostro tan lindo que sería un desaire a dios no mirarlo como se debe. Hola, ¿vienes solo?  Es la primera vez que veo un rostro tan bello y sin una gota de maquillaje, belleza cien por ciento autóctona, no pueblerina…hasta en los tinacos hay niveles. En este rostro se ven las pinceladas de los antiguos, pómulos de piedra, Xibalbá, el poderío de Kukulkán, en cambio los pueblerinos: Umán, Kanasín …Esos pueblerinos no me gustan…es la ventaja de la discriminación; le cabe todo, como refrigerador Mabe,. (Entra Antoine parece un personaje salido de otro mundo, lleva lentes, cuatro sombreros, uno encima del otro, bastón, lentes oscuros, capa) Lo dicho; todo, hasta patéticos personajes pidiendo posada pública
ANTOINE…                                                                            
RAÚL: Buenas… ¿Qué? ¿Viene a grabar?
ANTOINE: ¿Estos son los camerinos ala tres?
RAÚL: Sí…Creo, la verdad ni me fijé, me dejé llevar por mi intuición. ¿Le pidieron que viniera caracterizado? La verdad ni tiempo tuve de leer la dichosa carta que mandaron, llegué primero, pero como usted ya viene caracterizado, puede pasar, en lo que me maquillo.
ANTOINE: ¿Caracterizado?  Vengo del gimnasio. No quiero pasar primero, llevo tiempo sin actuar
RAÚL: (Mirando los sombreros) ¿Cuánto mide usted sin sombreros?
ANTOINE: Nunca he sido tan ocioso para medirme con o sin sombreros: esas alturas no son las importantes. ¿Qué personaje vas a audicionar?
RAÚL: El protagonista
ANTOINE: ¿El dueño del salón? Es algo mayor, creo y físicamente…estás miscast!
RAÚL: Soy un camaleón, ¿usted me imaginaría idéntico a María Félix?
ANTOINE: Sí. María Félix era una caricatura de diosa, más bien una diva machorra, ¡Le iría perfecto!
RAÚL: ¿Lo de diva?
ANTOINE: No, lo de machorra. (Entra Alberto, es cordial)
BETO: Buenas tardes. (Antoine se ubica rápidamente en un tocador con silla)
ANTOINE: Buenas tardes. ¿Vienes caracterizado?
BETO: No sabía…no sé qué personaje…apenas me avisaron por la mañana
RAÚL: ¿Traes make up? No guardé el rímel en mi neceser
ANTOINE: ¿Maquillaje? ¡No me digas que van a poner travestidos a los personajes! Creí que sería un concepto orgánico, nunca encuentro un director que saque lo más orgánico de mí
RAÚL: ¿Traes o no?
BETO: ¿No hay maquillista? Es lo mínimo que pueden tener, alguien que te aplique polvo, rubor, que te enchine la pestaña…
ANTOINE: (Va quitándose los sombreros y los va dejando en cada uno de los tocadores al tiempo que canta) En el reino de la salamandra,se murmura de un tal ruiseñor ,que devora semilla de hombre ,y sola se queda y se consume en pasión.
BETO: ¿Dónde puedo tomar una silla? (Va a tomar la silla de Antoine, duda, mira la silla de Raúl, comienza a sacar sus cosas, se arregla el cabello, Raúl se le queda mirando)
ANTOINE: Vertical voluptuosa sonrisa /que se ofrece al placer y al dolor /y en espuma desborda su fuerza /recibe la lanza /de su supremo señor/ Quien la encantara? /y quien cederá?
RAÚL: Ten mi silla, el canto de la X’ coquita me está enfermando, voy a ver si alguien puede decirnos como va este asunto (Sale)
ANTOINE: Tiene un carácter dificilísimo, te juro que me he estado conteniendo para no ponerlo donde le corresponde
BETO: (Mirando los sombreros) ¿Vamos a usar sombreros?
ANTOINE: No. Son parte de mi terapia. Sufro descontrol de ira, entonces antes de empezar a aventar cosas o mentar madres, me pongo un sombrero, y salgo a contar veinte murciélagos grises
BETO: ¿Tienen que ser grises?
ANTOINE: Los fucsias no son muy relajantes
BETO: Los murciélagos tampoco (Entra Jorge con su porta traje al hombro)
JORGE: ¿Dónde me toca?
ANTOINE: ¿Yo? ¿A usted? En ningún lugar (Jorge lo mira con desprecio)
JORGE: ¿Hay alguien aquí que sea normal?
ANTOINE: No….la naturaleza de la obra pide que los actores seamos anormales
JORGE: (Enfrentándolo) Disculpe, no acostumbro a discutir con gente de la tercera edad
ANTOINE: Yo sí, no tengo problemas con eso, sigamos entonces
JORGE: ¿Tiene usted alguna discapacidad que yo desconozca?
ANTOINE: Sí, soy un discapacitado a la homofobia y a sus máximos representantes
RAÚL: (Interrumpiendo) ¡Que intensos! Ojalá en la escena lo hagan igual
JORGE: Hola ¿Desde qué hora estás aquí chavi?
ANTOINE: Entre la bella y la bestia /  no hay superioridad /su olor atrae a la ciencia /su carne al predador.
RAÚL: Acabo de llegar. Están preparando una hoguera, parece que no trajeron suficientes cosas, me dicen que les pregunte si no tienen algo que les gustaría quemar (Jorge y Antoine se miran) ¡brujas ya no! No regresemos a la inquisición
ANTOINE: Ah que será, que será, que será, esta voz? Ah que será, que será, que será, esta voz?
JORGE: ¡Ay gente que se quema sola! ¿Cuál es la dinámica?
RAÚL: No están muy organizados, por lo que me dijeron vamos a improvisar sobre la novela, no nos van a dar texto
JORGE: ¿Qué novela?
RAÚL: No sé, así me dijo y siguió buscando cosas para quemar
BETO: Salón de belleza
JORGE: ¿La película de Dolly Parton? ¿Dónde la Roberts es diabética?
ANTOINE: Esa se llama Steel Magnolias,
BETO: “Salón de belleza” novela de Mario Bellatín. La película que están filmando es la adaptación cinematográfica de la novela
ANTOINE: ¡Cómo un hombre tan siniestro puede escribir algo profundo!
RAÚL: ¿Siniestro?
BETO: No tiene un brazo
ANTOINE: No,  tampoco tiene pelo, parece un personaje de los miserables de Víctor Hugo
RAÚL: ¿Rascón Banda?
ANTOINE: …
BETO: Parece un pirata
RAÚL: ¿Usa parche?
ANTOINE: ¿En el garfio?
JORGE: ¿Qué garfio?
BETO: Usa un garfio en el brazo
JORGE: ¿Por qué no usa una discreta prótesis? ¡Un garfio! Cero polite
ANTOINE: Eso le da personalidad, imán
RAÚL: ¿Tú crees? Un miserable pirata…no se oye mal
JORGE: Pero no se ha de ver bien, hay cosas que no viene mal disimular
ANTOINE: Y otras que por más que se disimulen saltan a la vista
JORGE: Mira Salamandra octogenaria, te advierto que a la gente de la tercera edad le aguanto tres payasadas, a la cuarta, no respondo
ANTOINE: ¿Cuántas llevo salamandra closetera?
BETO: Volviendo al autor; no usa prótesis porque de niño sus padres lo obligaban a hacerlo, de grande se quitó la prótesis, la aventó a un río…y se puso el garfio
RAÚL: Yo soy la salamandra nené: soy la más chica
BETO:¿Entonces no han leído la novela?
RAÚL: No
ANTOINE: ¡No todo en la vida es Corín Tellado!
BETO: Es un salón de belleza que se convierte en un moridero
JORGE: Ni idea
ANTOINE: O Yolanda Vargas Dulché
RAÚL: ¿Moridero?
BETO:: Como los de la edad media, sólo que en este lugar iban a morir enfermos  de sida. Eran unos peluqueros…
ANTOINE: Estilistas-travestidos-que al enfermarse de lo mismo, deciden que ese salón de belleza iban a designarlo para la gente enferma. En aquella época  a los enfermos de sida los trataban muy mal en los hospitales
RAÚL: Los siguen tratando mal.  Preguntales a los que ahora viven cuidados y bajo techo en el albergue de Conkal, ¡que te cuenten como los trataban en sus casas!
BETO:  ¡Volviendo a salón de belleza! La transición del local se da con toda lógica: los guantes para los tintes, los usan para protegerse al curar las llagas de los enfermos. (No le entienden, se incomoda. Pausa. Saca una pecera de su maletín. La pone en el piso) La traje para entrar en ficción. El salón de belleza – en la novela- está lleno de peces, la historia es como una especie de pecera en la que los personajes están atrapados. Tiene  Guppys reales, son  los peces más resistentes, y de más fácil crianza. Dicen que los peces influyen en el ánimo de las personas. (Se asoman a ver  la pecera, está vacía)
RAÚL:(al no ver nada) Mi ánimo esta borrado
ANOTINE: ¿Son muy pequeños? ¡Ya no veo, dios mío! Espero que el libreto venga en arial dieciséis
JORGE: No van a dar libretos, lo dijeron desde el principio.
BETO:  Los peces los tengo en mi termo
JORGE: Ya se habrán congelado
BETO: No, es un termo especial (Los deja caer en la pecera)
ANTOINE: ¡Están asustados! En la novela, la pecera es una metáfora del mundo gay : peces multicolores en una gran copa de cristal, nadando en su propio mundo; el mundo gay (Pausa. Todos se quedan mirando los peces)
JORGE: No es necesario crear un mundo aparte.  Tienes que aprender a vivir con bugas, bestias,  bipolares, a vivir en el mundo-tampoco hay que creer que necesitamos un mundo raro. (Se escucha un mundo raro como música de fondo) Yo era gay (Pausa. Lo miran. Vuelven a mirar a los peces) Sí, era, dejé de serlo cuando descubrí que esa identidad se había banalizado, fue traicionada por la política y absorbida por el mercado. Todos los gays mienten, por eso no voy a las marchas
ANTOINE: Todos los movimientos me dan urticaria, creo que solo sirven para llamar la atención, prefiero los escritos serios: ¡Como los de monsi!
BETO: Yo  he ido a las marchas, porque creo q hay q dar las otras caras, aunque insisto en que lo gay, no es lo mío. No me gustan los bares gay por que parecen una caricatura de fiestas de señoras del campestre,  un feminismo caricaturizado
RAÚL: Es difícil convivir con las locas…sino estás loquiando.
ANTOINE: Es que lo gay es superficial, eso de dibujarse la boca y las cejas, el gay contemporáneo tiene la vida tan resuelta que está despojado del corazón y saturado de lentejuelas (Remix Vogue de Madona) Empapelan sus cuartos con pósters de Madonna o María Félix. Yo no colecciono divas
JORGE: Colecciona sobrinos
BETO: Mayates
ANTOINE: Stripers de antro
RAÚL: Que seas gay no significa que seas torcido, que seas loca, no necesitas ir de la mano o besoteándote en las calles para que vean la liberación o como han cambiado los tiempos
JORGE: Ay sí, esas que a la fuerza quieren ser reinas de la noche, nomas no
BETO: Mira, aunque la bandera gay se haya vuelto un lugar común, ha evitado muchos suicidios
RAÚL: *En la bandera de la libertad, bordé el amor más grande de mi vida.
BETO: En las casas era un rechazo absoluto ser gay, en sus trabajos los hubieran corrido. Las marchas no están ni bien ni mal, sino simplemente están, son una opción más ¿Quién te educa para ser homosexual?
JORGE: Yo fui homosexual (pausa, lo miran. Vuelven a mirar los peces) deje de serlo cuando descubrí que la homofobia más radical está en los homosexuales
BETO: Frustrados.
ANTOINE:  El gay es superficial, obsesivo por llamar la atención, el homosexual es el que siente erotismo por alguien de su mismo sexo, no necesita escándalos para atraer al otro. Esos gayes cuando están ligando, parece que están en celo, en época de apareamiento
BETO: El problema no es ser gay, el problema es la sociedad
JORGE: ¡En tu colonia!, antiguamente la sociedad era muy brava
ANTOINE: Estaba muy vetado. Nos reuníamos en un café –disfrazados de intelectuales- a hablar del teatro, de la música y claro; de la putería, era lo principal. Teníamos unos niveles de auto escarnio! Antes que nos ofendieran en la calle, ya nos habíamos ofendido nosotros mismos
BETO: En realidad el problema no es la sociedad, es la soledad…
RAÚL: La soledad no es exclusiva de nosotros…y a final de cuentas, aunque estés con alguien siempre vas a estar sólo para tomar grandes decisiones
JORGE: La soledad es tranquilidad
ANTOINE: El precio de la soledad es caro, pero me voy a mi casa de progreso, saco mi mecedora frente al mar y  soliloqueo horas (sonido de rechinar de mecedora vieja)
JORGE: ¿No te fastidias?
ANTOINE : No
BETO: ¿Con quién hablas?
ANTOINE: Con dios  (El rechinido alcanza niveles agudísimo, ellos hacen un gesto que sugiere persignarse. Se escuchan cantos gregorianos.Campanadas. Se ubican en el interior de la iglesia)
BETO: Dios mío, ¿Por qué estoy encarnado en este homosexual? No hubiera sido más fácil si hubiera sido niña (lo callan) Sentía miedo cuando estaba en la iglesia.
JORGE: Los curas eran maquiavélicos, tenebrosos-los que yo había conocido-
BETO: Yo respetaba a los curas
JORGE: Yo también, hasta que uno dijo: los homosexuales son un peligro para nuestra sociedad, que ofenden, atacan y destruyen la familia: son un problema social que hay que atacar.”
RAÚL: Lo dijo en la misa oficiada en memoria de un compañero seropositivo fallecido recientemente. En la iglesia se encontraban personas transgénero, homosexuales y también cero positivos.
ANTOINE: Yo sentía q le fallaba a la iglesia, lo sigo sintiendo, le fallo a la iglesia, no como homosexual sino porque  la iglesia me aburre, es como ver la misma obra siempre (Todos lo callan, se escucha un canto celestial)
RAÚL: (Extasiado) A mí me encantaba la misa. Escuchar el canto divino, nunca el ave maría se escuchó tan hermoso, cuando encontré la boca de donde salía ese canto, me enamoré, tenía el cabello rubio, rizado, las mejillas como duraznos, se vaciaban y se llenaban de aire, en un movimiento exacto.  Me inscribí al coro de la iglesia-no porque me interesara cantar ni el catolicismo-para estar junto a él, pero el cura Simón, que bendito dios ya murió
JORGE: ¿Lo odiabas?
RAÚL: Sí
BETO: ¿Te pederastiaba?
RAÚL: No. Me humillaba
JORGE: ¿Por homosexual?
RAÚL: No. Por indio o por las dos cosas, era yo muy afeminado: además de indígena , puto; no hay peor desgracia que esa. El cura me sacó del coro y para seguir viendo al cantantito, todos los domingos iba con mi madre a misa de siete, me levantaba desde las cinco, me acicalaba y me quedaba hipnotizado mirando cantar a ese querubín, tenía seis años cuando me enamoré por primera vez
BETO: ¿No te sentiste mal al sentirte atraído por otro hombre?
RAÚL: No. Me sentí mal cuando me rechazó, pero yo desde feto era homosexual.
JORGE: La estadística indica que el noventa y ocho por ciento de los entrevistados fueron abusados de niños (Levantan la mano todos menos Raúl)
BETO: Por un familiar o alguien muy cercano a la familia (Misma acción)
ANTOINE: Cuando lo dijeron, nadie les creyó (Misma acción)
RAÚL: Ah no! A mí nunca me abusaron, todo lo di por placer. ¡Ahora resulta que te gustan los hombres porque te abusaron de niño!. Por eso hay gente que piensa que las salamandras somos gente enferma; porque nos abusaron de nenees, la pedofilia es una realidad, la efebofilia también, pero no se puede ¡no se debe! generalizar
JORGE: Bueno, no digo que sea una consecuencia, también uno permitía ciertos jueguitos, no piensas que está mal
BETO: No. Además, tu sabes que onda contigo desde niño, pero precisamente como te ven afeminado se aprovechan y como tus papás no te creen, pues se aprovechan más.
RAÚL: Sí, ¡como me aprovecharon unos albañiles! Toda la construcción del segundo piso fui aprovechada cuando les llevaba su pote de chicharra, yo desde  chiquita salí muy quebradita. A mi mamá si le molestaba
JORGE: ¿Tu salamandres?
RAÚL: No, ella nunca tuvo problema con eso, bueno una vez mi hermano me pegó un madrazo por qué brinque una latita y hice:¡ ay! Pero lo regañó mi mamá, a ella  le molestaba que me distrajera viendo hombres en la iglesia
ANTOINE/ MAMÁ: Hijo…¡Mira el altar! (Campanada con tono de llamar al mozo)
BETO: Las madres siempre quieren enseñarnos donde mirar
ANTOINE / MAMÁ: Al suelo… se me cayó la vergüenza cuando Maritere me preguntó si ya te habías casado
BETO: ¿Y porque no le preguntaste que pasó con Mariterita? ¿Qué sintió cuando vio que estaba embarazada del chofer? Mmm ¿Mamá?
ANTOINE / MAMÁ: Esa novela no la soporto! Prefiero ver novelas de narcos que de jotos ¡Tanta ridiculez! Tanta …
BETO: Ay a mí me encanta
ANTOINE / MAMÁ: Ya va a empezar Juan del diablo, tiene un cuerpazo ese Yañez
BETO: A mí me gusta más Wiliam Levy
ANTOINE / MAMÁ: Eso no lo dicen los niños
BETO: ¿Por qué?
ANTOINE / MAMÁ: Por que los niños ven guapas a las niñas no a los niños
BETO: ¿Por qué?
ANTOINE / MAMÁ: Porque así es
BETO: Pero si es guapo, y lo veo
ANTOINE / MAMÁ: Pues eso no lo deberías ver
JORGE: Ni lo deberías pensar, porque  los niños no son así, no tienes porque ser diferente
BETO: No me sentía diferente, a pesar que me decían cosas en la escuela, es que no me gustaba jugar futball
JORGE: A mí tampoco, pero nunca jugué comidita, ni muñecas, ni quería ropa de niña…aunque una vez mi mamá me vistió de rumbera. (Remate de rumba)
RAÚL: Cuando me preguntaban que iba a ser de grande decía: Olga Breesken. Así como ella salía de una cortina de hilos de plata, en los días de lluvia, yo miraba la cortina de lluvia escurriendo por una lámina, tomaba un zapato de mi papá y salía a mitad de la cortina con mi violín apestoso
JORGE: Yo me casé hace unos años. Ella ya sabía quién era yo, mi relación con ella no fue para tapar el sol con un dedo o por pensar: me voy a componer yo me fui a vivir con esa mujer porque me gustaban sus modos
BETO:  (a parte) Le gustaban sus zapatos y sus pelucas
ANTOINE / MADRE: Ves que sí se puede… él también tenía el problema este….pero, se casó. ¿No piensas hacer lo mismo?
BETO: No. Soy homosexual
JORGE: Mi primo también era, pero ya se casó, dejó de ser…dice.
RAUL: Cuando se casan mis hermanos, me empiezan a achocar a las hermanitas de mis cuñadas, a insistirme en que me debía de casar
JORGE / MUCHACHA: Quien te va a cerrar tus ojos cuando estén viejo y te mueras
RAÚL: Así me estaban jode y jode hasta que una vez en una fiesta: Yo no me voy a casar, quiero que lo entiendan-no les dije que porque me gustaban los hombres…porque era obvio. como dice el poeta: Lo que se ve, no se juzga
JORGE / HERMANA: ¿Qué le dijiste a mamá? Está en depresión profunda, la tuvimos que ingresar, ve a hablar con ella
BETO: Voy. No eso dije mamá; no te traumes con los puntos dije: No soy homosexual…sin puntos;  puntos no putos ¿Otra duda?
ANTOINE/ MAMÁ: ¿Por qué usas mis tacones?
JORGE/ NIÑO: Es que no llego al fregadero, y quería sorprenderte con los trastes limpios ¿Lo logré? (Ruido de platos que se rompen)
RAÚL: ¡Ya se emborracho la Acacia, está rompiendo platos, luego se va a poner la ropa de mi mamá!
BETO: Al final mi mamá acabó aceptándome porque yo acabé siendo lo que ella quería:, su sirvienta. Cuido a mi hermanita discapacitada, arreglo la casa, la entiendo, no es fácil para ella que la maltraten por mi culpa, o sea, no es mi culpa ser gay, pero tampoco es su culpa que yo haya nacido desviado
RAÚL/ MAMÁ: ¿Qué es esto? (blandiendo una carta)
BETO: Pues como no está firmado es un anónimo, la manera más vil de un cobarde para decir mezquindades
RAÚL/ MAMÁ: ¿Es cierto lo que dice aquí?
BETO:¿Qué de todo lo que dice? Veamos…si soy o no soy, creo que no necesitas respuesta, que pago mayates, todavía no tengo edad-pero es probable que lo haga en un futuro, que Richard es un mantenido, no es cierto y lo has visto, que es mi pareja, tampoco necesita respuesta porque vive en mi cuarto desde hace tres años y lo has aceptado con mucho respeto, pero si ya no te sientes cómoda, nos vamos a vivir a parte
ANTOINE / MADRE: Por favor, de ninguna manera le cuente a nadie que usted es… la pareja de mi hijo, no hable, no diga que es hombre
RICHARD / JORGE:  **Lo siento, señora, pero yo soy testiga de Jehová y mi religión me prohíbe mentir. Yo sólo puedo decir la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad. (CUBANITA)
MADRE:  Bueno, pues si no le preguntan no  diga nada.
RICHARD / JORGE: : Bueno si me preguntan yo le he de contar todo con pelos y señales. Ya me gustaría a mí mentir, pero es lo malo de las testigas. Si no, aquí iba a estar yo. (Cantando) Me va, me va,me va…Me va el sonido del trompetas del juicio final.
BETO: ¿Por qué aceptaste que mi mamá se quedara a vivir con nosotros? Nos fuimos de su casa porque ya era insoportable, ¿por qué la metiste aquí?
RICHARD / JORGE: porque estaba enferma. ¡Como siempre, con todo lo que se mete! Es farmacodependiente; una palabra amable para una señora que vive empastillada, decir empastillada es casi decir drogadicta. Una mañana, cuando vuelvo del trabajo, harta de trabajar ¡descubro que me había desvalijado toda la casa! Relojes,joyas, revistas antiguas de los 70, donde yo me inspiro. Lo que más me duele es que se llevara una imagen de la Virgen de Guadalupe, herencia familiar…que pa qué la quiere si ella no cree en nada
BETO: Tú tampoco, eres testigo, no creyente de la Guadalupana.
JORGE:  Mi madre sí era creyente, sufría mucho, por que soñaba que iba al infierno. Se había hecho un aborto, tenía epilepsia, y se sentía muy culpable, yo pensaba: no puede ser que dios sea como un judicial que está espiando, y si está espiando todos los momentos, ¿cómo es posible que vaya a castigar a una mujer tan buena, tan creyente como mi madre? Ahí me dí cuenta que algo estaba traduciendo mal la iglesia, y esto de mis deseos, también podría traducirlo mal
BETO: Antes pudo abortar, hoy está penalizado aquí. ¡Y eso que hay mujeres en el congreso!
RAÚL: Lo que no han de haber son homosexuales, ya ves que no aprobaron el matrimonio gay en Yucatán. Miles de blogs promovían censurar Yucatán, y a los Yucatecos nos señalaron de pendejos
ANTOINE: Malditos retrógradas, no tolero a los intolerantes,
RAÚL: Ya te pareces a esas salamandras que por esa ley promovieron un boicot a Yucatán: no viajar ni comprar productos de aquí, en vez de hacer el boicot a los verdaderos culpables…
JORGE: No te pongas político o nos ponen candados
BETO: De todos modos nos los van a poner porque es non santo hablar de salamandras
JORGE: Mi mamá me decía: Tony, por favor, búscate una novia, no me voy a poder morir hasta que no te cases, tengo que verte con una mujer, no digo que te guste, pero que no te resulte repulsiva (se queda en tono de mamá, se arregla el cabello en el espejo, Jorge se acerca, toma el rímel y se pinta las pestañas) Oye hijo, ¿Por qué tienes esos amigos tan raros?
BETO : (Sin dejar de pintarse las pestañas) ¿Por qué crees mamá?
JORGE/MAMÁ: Hijo, hijo.. Mira, ya me estoy oliendo tu asunto, así que por favor aprende a lavar, ten un poco de talento para zurcir  planchar las camisas es una pesadilla, sacar la raya del pantalón es un martirio! ¿Cómo? ¡No profesor,A mí no me da asco de mi hijo! Yo tengo la idea de que las recién paridas están como iluminadas por dentro, y los niños se duermen horas y horas sobre ellas oyendo ese arroyo de leche tibia que les va llenando los pechos para que ellos mamen, para que ellos jueguen, hasta que no quieran más, hasta que retiren la cabeza "... otro poquito más, niño... ", y se les llene la cara y el pecho de gota blancas.
BETO: Es el instinto maternal, eso sólo puede sentirlo una mujer
JORGE: (A parte) Pues lo escribió Lorca
RAÚL: No es sólo instinto maternal; hasta las vecinas tenían instinto viperinal
JORGE / VECINA: Oye doña Martita, ¿no le ve algo raro a Martincito?
RAÚL/ MAMÁ: ¿Cómo qué?
JORGE/ VECINA: Vamos a llevarlo al doctor
BETO: Fue la experiencia más humillante de mi vida, el doctor me desnudo y me hizo caminar por todo el cuarto del consultorio, después me inyectó hormonas. Hormonas humillantes hiriendo mi homosexualidad. La madre y sus remedios caseros
JORGE: Era el cumpleaños de mi madre, quería regalarle algo especial:  pasé al mercado y le compré un ramo de alcatraces,  entré a casa con aquel ramo , no ví a nadie en la sala ( se cerciora que no haya nadie, se quita la camisa y  se mira en el espejo imitando el cuadro mujer y alcatraces de diego Rivera) me dejé llevar por el impulso-reconozco que esos impulsos me han llevado a locuras con facturas que sigo pagando en abonitos-No escuché la puerta abrirse, hasta que el espejo, mostró, por encima de los alcatraces, los rostros de mi hermano, abuela, madre…y padre; de estos últimos no sé cuál era el más horrorizado; Sonreí, miren: Traje  flores suficientes para cada uno, para la mesa y para la virgen (les pone un alcatraz en la mano a cada uno)
ABUELA/ BETO: EstA no es unA flor, es Un alcatraz. Bastante desagradable por cierto
RAÚL / MADRE: (rompe a llorar como miss universo)
ANTOINE / PADRE: ¿Me dejas escoger el mío?
JORGE: Sí, claro. Los fue arrancando uno por uno de mi pecho, yo me sentía como una gallina a la que van desplumando  frente a todo el mundo-el mundo, eso significaba la mirada de mi Padre sobre mí.
ANTOINE / PADRE: Este…¿Qué le ves de raro?
JORGE: Apenas un poco más grande el pistilo
ANTOINE / PADRE: Es notoria la diferencia, los vendedores comunes se lo quitarían delicadamente para no arruinarlo (arranca bruscamente el pistilo con las manos) y así, el alcatraz puede ser parte del montón de alcatraces sin ridiculizar a su familia, a nadie, quise decir
RAÚL / MADRE: Voy a hacer una sopa de alcatraces
ANTOINE / PADRE: No uses el que se quedó sin pistilo, va a agriar la sopa. El despistilado tíralo a la basura. ¿Entiendes hijo?
ABUELA / BETO: Vamos a partir el pastel
RAÚL / HERMANO: ¿Antes de la comida?
ABUELA / BETO: Sí, así pasamos el rato amargo
RAÚL / MADRE: Mira que regalarme un rato amargo en mi cumpleaños
JORGE: Desde ahí comencé a excederme con la azúcar, imaginaba a mi familia, en contraposición con la mujer que se volvió de sal al mirar atrás, imaginaba que el dia que me vieran vestida se volverían de azúcar
RAÚL / MADRE:(con una falsa sonrisa) Te pareces a tu tía Chari
ANTOINE / PADRE: Siempre quise tener un hijo así
RAÚL / HERMANO: Te voy a presentar a todos mis amigos
ABUELA / ALBERTO: Alcánzame mis anteojos para verte mejor…Linda, lindo ¿Quieres pastel? (todos tratan de meterle cucharas en la boca)
JORGE: Trataron de matarme…¡de diabetes!  (gestos)  Entendí que la palabra clave era: -discreción-
ABUELA / BETO.: La discreción te va a llevar a ser un puto de primera, pero el descaro te va a hacer un triste puto
RAÚL: No soy puto, mi lado femenino  anulo mi lado masculino
BETO: Hasta para ser puto hay que ser discreto, no te pongas el letrero y salgas a la calle, en la discreción vas a encontrar la distinción
RAUL: Nunca he visto una vestida que luzca como una dama
ANTOIN: Oui! Eso de la loca travesti, dando volantines, pintarrajeada, al rigor del sol, chorreando el maquillaje, no se puede tomaren serio, da vergüenza, no digo que estén mal esos travestis- bimbi, mumi, chani- que hacen su  trabajo, no, están rebien, pero allá, lejos, en el periférico ¡están divinos, luminosos!, pero para andar así por la calle, ¡esta terrible!
JORGE: En Mérida no todas las noches son de fiesta.Discreción-santa palabra- entonces, andaba por el jardín oliendo rosas y acariciando tulipanes, pero apenas presentía que alguien se iba a asomar, me arremangaba la camisa y me ponía –varonilmente- a chapear
RAÚL: Ay no, yo nunca tuve esos problemas, mi madre siempre decía que yo era la rosa más exótica de su jardín; sea hombre, mujer o quimera, no le des todo de ti, sólo el 50% . Lo malo que no aprendí a darme en abonitos: me doy toda
BETO: ¡La cara de mi mamá cuando le dijeron que  secuestré a un noviecito!
JORGE/MAMÁ: (Tocando una puerta con ansiedad) Señora ¿Sabe que su hijo es homosexual? (Beto mamá asiente) ¡Secuestró a mi hijo, lo está pervirtiendo! Mi niño era normal
BETO/ MAMÁ: ¿Cuántos años tiene su hijo señora?
JORGE/ MAMÁ: 28
BETO/MAMÁ: El mío tiene 38, desde muy pequeño hablamos de su vida sexual,  ¡ah! Su hijo también es homosexual, a esa edad está muy lejos de ser secuestrado y muy cerca de acabar asfixiado en el clóset, por incomprensión materna
JORGE/ MAMÁ: Su hijo es un pervertido!
BETO/ MAMÁ:Pero le da a su hijo lo que necesita  ¡Pervertidos los padres que no aceptan a sus hijos! Que los mandan a vivir fuera de su ciudad, a esconderse como ladrones o delincuentes…yo soy una madre de altura
TODOS.: Madre nuestra que estas en los cielos…perdona nuestras joterías, como nosotros perdonamos tu incomprensión, no nos abandones en el momento de salir del closet, y sobre todo, líbranos de no amar.
TODOS: Amén
BETO: Es complicado estar cerca de la familia, explicarles lo que sientes
JORGE: No soy nada familiar, ni con mi familia, mi familia no me gusta, tal vez porque yo no les gusto a ellos
RAÚL: La familia es la gente que te rodea, la que da la mano por la noche si tienes frío y te da un vaso de leche antes de acostarte.
BETO: Jamás pensé que mi decisión era marcarme con la sociedad. En mi casa no me dijeron nada, pero sé que sí lo sufrían. Una noche escuché una plática de mi papá, pero ya era grande, entonces no tenía humor, se preocupaba por proveer más que por otra cosa. En algún momento mi hermano me preguntó ¿vas a seguir acá, porque con esas puterias en las que andas…
JORGE/MADRE: Te voy a suplicar encarecidamente que cuando traigas a esos tus amigos a la casa, no les des mi hamaca para que se acuesten, por esa mala enfermedad que está dando
RAÚL: ¡Huay! Hubo una época, en que todos se estaban muriendo. Tuve momentos de angustia de miedo, amiguísimos míos que se fueron. La primera vez que fui a la ciudad de México me recibieron las luces de la ciudad, me pareció tan grande, bonita, siempre de reventón con las muchachas, cuando murieron de SIDA, la ciudad se me volvió horrible, ninguna luz podría iluminarla de nuevo.
ANTOINE: Cuando recién llegué de México, creía q de veras esto de la homosexualidad era algo de la mente y Fui a ver a un psicólogo, que se limito a verme la cara por 2 horas, Doctor…dígame como me voy a curar
JORGE: Usted es el que tiene que hablar yo  ni le conozco
ANTOINE: Pues yo tampoco le conozco a usted. Se supone que usted tiene mi nombre, sabe a que vengo, tiene mi expediente. Necesito ayuda
JORGE: Pues váyase a la iglesia    
BETO: A mí el psicólogo sólo me dio antidepresivos, además que no me quito lo homo, me volvió drogadicto con receta médica
JORGE: Yo nunca fui al psicólogo, pronto entendí que esto no es una enfermedad, que no es pasajero, en todo caso  es pasajero porque vas levantando hombres en la calle
RAÚL: Pero la otra enfermedad sí es horrible, sólo de oírla nos estaba matando, te salía una ronchita y pensabas que te ibas a morir. Tanta discriminación, como quemaron los vestuarios de los que se fueron, desaparecieron todas sus cosas, no nos dejaban entrar a verlos
BETO: A ti, porque fuiste malo, irónico: ¡Otra que cae! Decías burlescamente
RAÚL: Era una autodefensa. Si no me reía moría
ANTOINE: Me acuerdo cuando enfermó Edwin, Yo lo maquillaba para que pudiera salir a la calle, ese maquillaje es el que sí acepto en las calles, el que oculta las heridas, las cicatrices que devolverán desprecio, las marcas que la muerte pinta a su próxima adquisición. Muerte puta, casquivana, ¡quién pudiera enfermarte de 4 siglas! Verte morir en agonía y desprecio. Cuando Edwin cayó en cama, en sus últimos días preguntaba:¿Ya es domingo? ¿Son las doce? No. Es miércoles y son las cuatro, yo lo cuidaba por las tardes. Un día dejó de hablar, de moverse, apenas respiraba, llegó su familia…
-¿Todavía respira?
-Parece que sí
-¡Ay ojalá se muera de una vez!
-Pues sí, para acabar con este penoso asunto y seguir nuestras vidas
-Yo te juro que hasta que no se muera no voy a volver a sonreír
ANTOINE: Se pusieron a hablar libremente, ¿Qué tal que él todavía los oía? sentí una indignación, les dije: váyanse al jardín aquí no tienen nada que hacer.
-¿Qué le pasa a ese señor?
-El tampoco tiene nada que hacer aquí
-Ni familiar es
-¿Todavía respira?
-Parece que sí
-¡Ay ojalá se muera de una vez!
-Pues sí, para acabar con este penoso asunto y seguir nuestras vidas
-Yo te juro que hasta que no se muera no voy a volver a sonreir
 (Reinician la cantaleta desde el principio. Antoine enciende una grabadora y canta para cuando me vaya de Nacha Guevara. Los familiares callan, uno apaga la grabadora de golpe)
ANTOINE: Cuando me avisaron que Edwin había muerto, sentí tanta alegría. Murió un domingo a las doce, como quería. Cuando llegué a verlo estaba acostado con su traje negro, ya era él, era su cara, , ya tenía la cara de Edwin, cuando murió, volvió a ser él: muy delgado, pero él ,se veía mucho mejor muerto que enfermo. (Entran los familiares, lloran) *Y no quiero llantos. La muerte hay que mirarla cara a cara. ¡Silencio! ¡A callar he dicho!  Las lágrimas cuando estemos solos. ¡Nos hundiremos en un mar de luto!Su muerte me hizo un daño a posteriori horrible, toda mi capacidad de esperanza desapareció.
JORGE:  * Las tormentas son muy duras... y pueden ser muy largas... En mitad de la tormenta no hay amparo... Ni te ven los amigos, ni te ven los hombres... Es como si no existieras... Y tienes que luchar mucho para que sepan que existes y que... que necesitas ayuda... Los débiles tienen que brillar como... como si fueran farolillos...
BETO: A veces pienso que mientras más travestidos y grotescos lucen las vestidas es porque más daño les ha hecho la sociedad, es su forma de incomodar, su venganza
ANTOINE: No soy vengativo. Adoro la vida. Nunca volví a ser el mismo, toda mi capacidad de esperanza quedó enterrada con Edwin…
BETO: ¿Qué le heredó todo a su pareja?
ANTOINE: Sí, aunque la pareja no hizo nada, trajo a su mama para ocuparla como sirvienta, para hacer las cosas más viles-ya te imaginaras de lo que estoy hablando-la madre debió heredar al muerto, no el desgraciado ese, que ya hasta otra pareja tenía antes de la muerte de Edwin. Es tan doloroso ver morir a tus amigos
RAÚL: Tengo unos coturnos divinos. Aunque no los necesito, ya ves que tengo pie de niña, ni manzana de Adán tengo.
JORGE: A ver, muéstralos. ¡Donde agarraste esa bisutería tan linda!
ANTOINE: Tan Falsa como su sonrisa
BETO: Cómo la esmeralda mantequilla de Pepe, ¿te acuerdas como nos humillaba cuando íbamos a tomar clases de folklor? Nos despreciaba por pobres
JORGE: Eso decía, pero nos despreciaba por salamandras, cómo él siempre se dijo buga
RAÚL: Pero si era niña
BETO: Sí, pero ya ves que hasta se caso
JORGE: ¡Que ociosa!
ANTOINE: ¡Ociosa la que se casó con él! Esas mujeres que se obsesionan con los gays, y dicen que los van a componer; como si fuéramos autos o refrigeradores
JORGE: A mí me caía re mal esa mujer de la disco que siempre me sacaba a bailar, , el que me encanta es su marido que es un cuero!
RAÚL: Ay sí, a mí me estaba tirando los perros una mujer: a mí, tiene que estar ciega y sorda, Me mandó una cartera ordinaria, una toalla verde, de esos colores horrendos que son capaces de quitarle el sueño a uno para toda la vida. La cartera la regale, la toalla la uso de trapeador, aunque nunca faltó quien me dijera que eso seguro era una brujería
ANTOINE: ¿Para volverte buga? ¡Ni el mejor santero de Cuba!
BETO: Volviendo a Pepe y su esmeralda mantequilla, se la pasaba humillando a una loquita, hasta que la hartó y lo esperó a la salida del trabajo; le ha dado una paliza, por último le grito: Mira lo que hago con tu esmeralda mantequilla, y la pisó con su bota, se hizo pedazos, era  de cristal, falsa
JORGE: Como su vida
ANTOINE: Su heterosexualidad
BETO: Su matrimonio
JORGE: Su profesional relación con su joven e incipiente secretario. Su vida real sólo se desarrolló entre las cuatro paredes de su clóset; rarezas rítmicas rasgando rutas sin retorno
ANTOINE: El hombre es circunstancial, hay hombres que así como las mujeres tienen sus 15 minutos de calentura, así  los hombres tienen sus 5 minutos, que por muy machos que sean, tienen esos  5 minutos donde su erotismo cambia  y dicen que sí
JORGE: Si yo te contara cuantos heteros han tenido sus 5 minutos conmigo
RAÚL:Hasta 5 horas
BETO:O sus 5 días en que la  esposa se va de vacaciones
JORGE: O los 5 años que se hace la que no se da cuenta, cómo no se va a dar cuenta si las salamandras rejuvenecemos cuando nos enamoramos de un hombre
ANTOINE: Ay sí. Una cosa es querer con la cabeza y otra cosa es  el cuerpo, maldito sea el cuerpo el día que no nos responda. La primera vez que me enamoré, estaba en París, se detuvo una motocicleta, con un tipo vestido en cuero y con casco, se quito el casco, tenía unos ojos azules, azules, me dijo
-(En francés) Hola! ¿Dónde vives? ¿Te llevo?
ANTOINE: (En francés) Sí, vivo cerca de aquí. Me subí a la moto y fuimos a mi departamento. Mi primera vez fue con un extranjero
RAÚL: Mira, de que esta haya ido a Paris le creo , de mochilera o por una beca FONCA patito, que su primera haya sido con un extranjero, le creo, pero que hable francés!
JORGE: Mi primera vez fue con una mujer, cuando nos separamos lloré tanto, tú fuiste por mí, cuéntale
RAÚL: Es verdad, lloraba desconsolado hasta  que llegamos a la esquina y dijo: ¿Viste que guapo es ese muchacho?
VOZ EN OF: El indígena afeminado, pase inmediatamente a la hoguera
RAÚL: ¡Madre, Ay nos van a empezar a quemotiar,  a ver si las locas no empiezan a explotar como palomitas de maíz
VOZ: Los demás improvisar sobre la escena del linchamiento en el moridero. Para esta escena los habitantes se encuentran invadidos por el virus. Ya no queda mucho del salón de belleza, incluso los espejos han sido cubiertos con telas para evitar que los enfermos miren sus cuerpos esqueléticos, invadidos de llagas y ampollas. La colonia se siente amenazada por los olores de los enfermos terminales de sida, se desata una campaña desproporcionada, la gente intenta quemar el moridero
BETO: Como pasó aquí, en el albergue Oasis de San Juan de dios; les aventaban excremento, apedreaban el lugar, insultaban a los enfermos. Difamaban al director Carlos Mendez. Hagamos la escena. Tú (a ANTOINE) vas a ser quien represente a la colonia, (Antoine toma hojas de papel blancas y las entrega al público, les pide que hagan bolas con ellas) tu (a JORGE) al sardo (Beto se prepara. Lee una carta pegada al espejo)  *Desalojar inmediatamente el local o la junta se encargara de incendiarlo, es un foco infeccioso, la peste se ha instalado en sus dominios. (Arranca la hoja, hay otra debajo)(CUBREBOCAS) Desalojo en 24 horas, 400 firmas. Con nombres de conocidos, incluso clientas del salón. La colonia empezó a lanzar piedras, rompiendo los cristales del salón. (Le avientan una pelota de papel en la espalda, se escucha el ruido de un cristal romperse, Antoine estimula al público a aventar las bolas de papel sobre Beto) Habían huéspedes que aún estaban con los nervios en orden, y otros, aún peor, exaltados de los nervios, al oir el ataque se inició un sobrecogedor coro de moribundos. Hasta yo me exalté cuando los escuché gritar con lo que les quedaba de voz. Afuera la multitud estaba enardecida, tuve que escaparme, dejé a los enfermos a merced de la turba. Llegué a la estación de policía, tuve que aguantar algunos comentarios sarcásticos por parte de los agentes. Era difícil de explicar, nadie entendía porque quería salvar a un grupo de enfermos de sida. Llame a algunas de las instituciones que se habían ofrecido a ayudarnos. Las monjitas rezaban, hasta que alguien se apiado de nosotros. Cuando llegamos la turba ya había logrado violar la puerta principal. Sin embargo, intuyo que por temor al contagio, no habían entrado. (Un dispara al aire, no hay sonido, solo una voluta de humo gris. Los tres personajes se quedan mirando la dispersión del humo. Vuelven a mirarla pecera)
JORGE: Mira, cayó una araña en la pecera
BETO: Así pasa, a veces uno cae en cínicas cuevas de crueldad (Una pluma cae a sus pies, la toma, está atada a un hilo que lo jala) Creí que se trataría de un ave hermosa, pero era un pajarraco inmundo que me clavo el pico y me hizo daño, a pesar  que siempre se mostró amable con mi madre. No dije nada, guardé las cicatrices en secreto, hasta que el pajarraco quiso repetir la estrategia con mi hermanito. No vuelvas a sobre volar por aquí, porque voy y le digo a tus hijos y a la gallina acurrucada que vive contigo, no pararé ahí, seguro ella sabe lo que haces, haré que lo sepa todo el mundo y por principio, te corto el pico. Voló al carajo, nunca más al cielo familiar
JORGE: Yo, mientras estuve casado, soñaba que un águila me arrancaba la piel a picotazos, cuando decidí ser salamandra, soñé que estaba en una tumba, que mi piel se había secado y era puro hueso, la tierra empezó a retirarse, mi ataúd se abrió y llegó un hombre, fue besando cada blancura del hueso y a cada beso, me crecía una porción de piel, mientras hacíamos el amor, ví al águila volando, con las alas desplegadas, era yo…libre y con la piel entera.
ANTOINE: Yo soy un colibrí que ha volado lo suficiente, me preguntan si no tengo miedo a la soledad, a esas enfermedades de la edad. ¿Porque toman tan trágico eso del alzhéimer y la demencia senil?, trágico para el que me va a cuidar, yo no me voy a enterar de los malvados que son, como voy a estar loco; claro que es algo horrible, pero qué bueno que no nos va a tocar enterarnos. A todos nos va a pasar algo horrible, seguro….
BETO: Yo me suicidaría antes de ser una carga para mi familia
ANTOINE: No digas eso, con tanto suicidio aquí, tanta gente que se siente excluida, tanto joven que no puede decir sus miedos y prefiere hacer eso, el alto porcentaje de suicidios se debe también a lo difícil que les resulta aceptar sus preferencias, a confesarlas
JORGE : Y si las confiesan después de casados y con hijos, ni digas; si los hijos de madres solteras sufren, imagínate los hijos de un gay, sobre todo por una sociedad como esta.
ANTOINE: No tienen porqué sufrir, tienen que hablar y señalar la discriminación… no creo en suicidios. Adoro la vida, me enfermo cada vez que alguien se suicida, siento que muero un poco. Sobre todo si es alguien conocido; conocido por mí. ¡Ay me oí como el diario: descarriló el tren, mil muertos, afortunadamente nadie conocido. ¿Qué es eso? ¿Cómo vas a decir una caballada así? ¡Y no creas que fue hace tiempo! (Los otros lo ignoran, mira la araña, canta) Witzi witzi araña, tejió su telaraña…
BETO: Cuando el amor de mi vida me dijo que no, llegué hasta el psiquiatra, porque mi amor me decía que no le gustaban los hombres, cual es mi sorpresa cuando lo voy a ver, vivía con una loca horrenda.No podía dormir, ese psiquiatra me dio pastillas. Enloquecí a grados intensos-----
ANTOINE: ¡Me extraña que siendo araña, te trepes por la escalera!
JORGE: Ní yo que tuve un affair en Ciudad del Carmen, el tipo me dijo : eres el amor de mi vida, ¿de veras tienes que regresar a Mérida? Si te quedarás viviría para besar tus pasos. Regresé por él, cuando me abrió la puerta, me presentó a su esposa y sus hijos. La esposa, sumisa, callada, tejiendo chambritas mientras el tipo y yo bebíamos, cuando quiso llegar a más, me dio náuseas, pensar hacer el amor frente a un tendedero de chambritas
ANTOINE: ¡Me extraña que siendo araña no te sepas ya la maña!
(RAÚL EN OF):  Está escrito y no me voy a poner a luchar a brazo partido con los mares. Ya está. ¡Que mi boca se quede muda! (Regresa Raúl)
RAÚL: Ya hicieron tremenda hoguera, me pidieron que les diga que nos vistamos y vayamos a representar la escena final, van a hacer como si nos lanzáramos al fuego, que nos preparemos orgánicamente, ¡el director es guapísimo! ¡Pónganse orgánicos! Entren en situación, calentamiento ideológico, vividuras…dice el director  que pensemos en que nos faltó antes de morir en las llamas
ANTOINE: Antes de morir…Me hubiera encantado tener un hijo, un varonsote hermoso; como yo …pero él no iba a ser puto. Iba a ser machin: como mi papá
BETO: Cuando mi papá supo, me abrazo y me dijo: antes que cualquier cosa, eres mi hijo y te amo, lo demás, es lo de menos. Nadie nos enseña a decir estas cosas, pero quiero que sepas que te amo
JORGE: Antes de morir mi papá me mandó llamar: Hijo, lo importante es tu vida y tu felicidad. Se arrepintió de su homofobia horas antes de morir, se lo agradezco
RAÚL: Yo no me arrepiento de nada, el que fue mi primer novio ya se casó.  Ahorita ya es hasta abuelo, y yo mira, como estoy,¡delgadita! En cambio el tremendo,  tiene un chingo de hijos. Uno ya pasó por las armas. Le di cariño a mi entenado
BETO: No perdería tanto tiempo cuestionando mis deseos, yo salí del clóset en el teatro. Cuando entre a estudiar teatro me daba miedo que descubrieran lo que sentía, pero cuando me dí cuanta que era el nido, me abrí, y empecé mi loca carrera.
JORGE: ¿De actor?
BETO: De ambas dos
RAÚL: Con algunos del grupo de teatro, nos emborrachamos y tuvimos un menaga troi …entre seis
ANTOINE: ¿Cómo entre seis?...tengo que enseñarte muchas cosas
JORGE. A jotear no se enseña, hay que enseñar a no discriminar, a respetar…a aceptarnos sin importar el momento o la edad. Todos cambiamos con el tiempo, el sol nos va haciendo más morenos, el mal de amor más arrugados
ANTOINE: (Mirandose en su espejo) No tengo ninguna arruga (Raúl quita un foco y lo pone en el tocador de Antoine)
RAÚL: Tienes muchas arrugas, y dices muchas mentiras. Mentiras por fuera y mentiras por dentro.
ANTOINE: *No, por dentro, no... Mi corazón te ha dicho toda la verdad. (Va a quitarse la ropa)
JORGE: Si te vas a desnudar, haz el favor de correr la cortina.
ANTOINE:  Por ahora solo voy a quitarme la camisa.  (Prepara una botella de refresco)¿Sabes dónde hay un abridor de botellas?
RAÚL: Yo tuve un primo que las abría con los dientes... (Golpea la botella contra el filo de la mesa.) Era lo único que sabía hacer en la vida... Y un día, en una fiesta, la botella fue más fuerte y le arrancó todos los dientes de golpe...
ALBERTO: Así pasa, las botellas te arrancan los dientes, los amores y las negaciones:  el alma, el placer, el amor…¿no es eso la vida? ¿Morder el aliento en otra boca?
JORGE: ¿Qué? ¿Firmamos la paz y nos la bebemos juntos? Invítame un trago y yo te invito un cigarro
ANTOINE: No fumo  me puede dar cáncer.
RAÚL: Dicen que esas enfermedades que nos asustan les dan a personas que son muy malas, el cáncer a los rencorosos.
JORGE: No es cierto, yo conozco gente perversa, que son rencores vivientes y están sanísimos. Mejor no arriesgarse, además ¿Qué malo se considera malo?
RAÚL:Buenos o malos, de algo nos vamos a morir, seguro¿Qué haces?
ANTOINE: Buscar una cosa que siempre me trae suerte...
JORGE: En el teatro no se necesita suerte, se necesita oficio, disciplina
ANTOINE: La suerte se necesita en todas partes y en todas las situaciones
RAÚL: Voy a ser muy franca con ustedes... Yo no soy hipócrita... soy sincera... Nunca... nunca en mi vida... ni en una pesadilla podía imaginarme un lugar como el de aquí atrás... ¡Es de Poe!... ¡Solo Edgar Allan Poe podría describir un sitio como éste!... ¡Supongo que lo que hay detrás serán los bosques deWeis, con sus fantasmas y sus brujas!
ANTOINE: Son los decorados, no uses el melodrama antes de tiempo
JORGE: Tú estás vieja y lo ves ya todo como un libro leído
VOZ: Los extras de colaboración gratuita, ubicados en el ala 3 pasar inmediatamente a la hoguera (salen corriendo, uno apenas lleva la falda, otro las pestañas postiza, otro peluca y otro zapatos. Se escucha San Miguel Arcangel de Liliana Felipe, se ven las llamas alcanzar sus niveles más altos,sobre las llamas caen fotografías de Rock Hudson, Freddie Mercury, Oscar Wilde, García Lorca, Harvey Milk, Divine, Village people y Madonna. Ellos regresan a medio chamuscar, con ceniza en el cuerpo)
JORGE: A punto de lanzarnos a la hoguera
RAÚL: Con el copete quemado
BETO: Y la pestaña chamuscada
ANTOINE: Decidimos que  ni esa hoguera, ni la del infierno, es para nosotros, para nosotros y para todos: vida y libertad
RAÚL: Podemos cambiar el final, y en lugar de incendiar el moridero, podemos inundarlo (Miran la pecera)
BETO: Podemos empezar con una ola
ANTOINE: (cantando) Como una ola tu amor llegó a mi vida,como una ola de fuerza desmedida de espuma blanca y rumor de caracola…
JORGE: Pero antes, vamos a proteger a los peces que ni idea tienen de lo que les espera, no tienen culpa de nuestras locuras, esperemos que a ellos les vaya mejor. No llevemos en nuestra conciencia más historias bajo el agua, más muertes sin sentido  (Sacan los peces, se sirven agua en unas copas)
ANTOINE:No, por favor, muerte no. Adoro la vida, me enfermo cada vez que alguien se suicida. Siento que muero un poco…*El mundo es tan bonito y yo tengo tanta pena de morir". No dije miedo de morir, dije pena de morir
JORGE: Pues dices mal. La única pena que debe pesarnos es pasar por la vida sin haber vivido
BETO: Libres
RAÚL: Frágiles del corazón
ANTOINE: Omitiendo el corazón
JORGE: Olvidando sonreír
RAÚL: ¡Sonreir! ¿Qué otro hacer ante el polvo de las cosas? (Brinda, beben. Oscuro final)
*García Lorca,Pedro Almodovar,Tenesse Wiliams, y Mario Bellatín