TODO LO QUE ENCONTRÉ EN EL AGUA
 
 

Todo lo que encontré en el agua, de Conchi León, levantada en el escenario con nerviosa eficiencia por Paulino Toledo, refrendó la potencialidad creadora de esta autora, actriz y directora que ya nos había aleccionado con Mestiza Power y ahora -en calidad únicamente de dramaturga- da un giro de 160 grados en su propuesta textual, para entregarnos una pieza de corte poético, con personajes de carne y hueso, y una situación donde misterio y erotismo se conjugan para forjar un todo de intensidades viscerales y crepitantes ecos líricos. La dramaturga sigue trabajando en este texto. No nos ha presentado una pieza definitiva, pero ya es un hecho verificable: estamos ante una obra de primer nivel y frente a una dramaturga mexicana que sin duda continuará aportando elementos destacados al devenir de la literatura dramática de nuestro país. GONZALO VALDÉZ MEDELLÍN.

 
Derechos reservados ©